Éxito

El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin caer en la desesperación. Winston Churchill

lunes, 29 de julio de 2013

Remordimientos

La Vagoneta y el capataz

     Encaramados en ella, sobre el chasis de cualquier vagón de tren desguazado, e impulsados por la pata coja del patriarca, recorrían a grandes velocidades el tramo de vías que separaba la casa familiar del lugar en dónde se encontraba pastando la chata con alguna compañera de cuadra, su otra fuente de ingresos, las vacas lecheras.

     Además de la vaca también tenían un cerdo que alimentaban hasta que le llegaba su San Martín, alguna gallina ponedora y hasta en pepitoria, conejos y unos pares de pollos tomateros, Kikos, que anualmente se renovaban. Estos últimos aunque no tienen la fatalidad de que les llegue su San Martín, son cientos las celebraciones en el calendario que les recuerdan.

    El ferroviario utilitario les acercaba a realizar todas sus ocupaciones más voluminosas y pesadas, desde recoger la hierba para el ganado, hasta traer la madera para alimentar la hornera en dónde curaban los productos de la matanza. Para las otras tareas más leves disponían de una bicicleta de uso familiar que, a uno u otro, les hacían el avío.

    Para mi era una fiesta ir subido en aquél Porche descapotable, versión weekend, sobre el montón de hierba que el abuelo había segado con su dalle.   Recuerdo su espartano cinturón, cuando no una cuerda de esparto, que usaba para amarrarse el amplio pantalón de trabajo azul de tela de mahón, colgaba un cuerno de vaca en el que introducía la pizarra con la que a menudo afilaba aquél símbolo junto al que siempre aparece y se representa a la muerte.

  Recostado en la hierba sobre la su pierna lastimada, con la tranquilidad de quién sabe hacer bien su trabajo, con paciencia y suavidad, como quién con escrupuloso cuidado se afeita; repasaba la negra piedra pizarrosa sobre la, hasta entonces, roma hoja metálica, aun con aflecados restos de hierba húmeda, hasta que su acerado filo, paulatinamente y con cada caricia, incrementaba su metálico brillo, confiriéndole la capacidad de disección de un bisturí.

   Aun era un trabajador en activo de los servicios de mantenimiento de FEVE,  FErrocariles de Vía Estrecha que comunicaban La Robla leonesa con el industrial Bilbao, tiempo atrás había sufrido un accidente del que le quedó esa secuela en forma de cojera que, a decir verdad, y aunque el origen me lo hayan explicado miles de veces, no recuerdo.

   Esta línea de La Robla, aun hoy continúa en funcionamiento, aunque para servicios más ociosos que los iniciales que la originaron, practicamente construida para llevar el carbón de las minas leonesas hasta las siderurgias vascas.

   En recuerdo a su pasado ferroviario, su hijo mayor aun le llamaba "el capataz", apelativo que supongo le haría sentirse orgulloso.

   Ante la catástrofe sucedida el pasado miércoles día 24 de Julio, víspera de Santiago, mi abuelo Julián estaría horrorizado, no solo por el número de fallecidos y las imágenes dantescas del accidente, sino también al saber que el descarrilamiento fue producido por un error humano.

   ¿Cómo puede decir que no sabía por dónde estaba circulando?

    En su relato, que comenzó a las ocho de la tarde del domingo en los juzgados de Santiago, el conductor admitió su responsabilidad en el siniestro. Reconoció que entró a 190 kilómetros por hora en la curva de Angrois, un tramo limitado a 80, por “un despiste”, y que esa fue la razón del descarrilamiento: pensó que se encontraba en otro tramo del recorrido y por eso frenó cuando era demasiado tarde. Garzón evitó quejarse del trazado, las condiciones de la vía o el estado del tren, según fuentes judiciales. En su testimonio, el maquinista también dijo que creyó que no estaba en este punto del recorrido y que cuando quiso frenar, "que llegó a hacerlo", ya era demasiado tarde, informa Efe.
    Mi abuelo pasaba de los 80 años y nunca se despistó en ninguna situación, y no es por hacer leña del árbol caído, pero ¿qué puede pensar cualquier persona de la calle de alguien que siendo responsable de cientos de vidas es susceptible a despistarse porque no trabaje con la debida profesionalidad?, ¿y de ahora en adelante?, ¿qué confianza podremos poner en el transporte público o privado?

    Por que si dice que no sabía en que tramo estaba, una persona que habrá circulado por ahí cientos de veces, eso es como decir que estaba dormido o que se había despertado en el momento de salir del túnel.

    Y esa es la única duda, en que lugar despertó o si ni siquiera despertó.

    Pero al fin y al cabo cometer errores es de humanos y nadie está a salvo de cometerlos.

    Mis más sentido pesar por las víctimas, aunque especialmente también lo siento por el maquinista que tendrá que estar sufriendo lo suyo y para toda la vida.

 
   ¡Salud y Suerte!

sábado, 27 de julio de 2013

Material Deportivo-Una buena elección

Una buena elección


  Es magnífico el efecto que provoca en tu cuerpo unas buenas sesiones de RPG, Pilates o la actividad que tengas a bien practicar, ciclismo, artes marciales, tenis, etc.

  Desde luego, la más recomendable es la natación, por eso de que en el agua no sufre ninguna articulación, ya que el cuerpo se mantiene en suspensión y ni articulaciones ni músculos sufren ningún rozamiento ni presión.

  El uso de un buen material deportivo es una parte fundamental para concluir la práctica de tu deporte.

  Unas buenas zapatillas deportivas, son parte fundamental en la realización de cualquier deporte en el que el contacto con el suelo sea necesario, como el atletismo, el fútbol, baloncesto, maratón o cualquiera de los otros deportes terrestres.

  Una buena guía para conseguir acertar en la elección del calzado apropiado para ti, la puedes tener en tu propia experiencia, seguramente ya habrás utilizado una zapatilla que te ofrezca lo que buscas. Pero si esto no es así, siempre hay una primera vez para todo, debes seguir el consejo de una persona especializada y conocedora del producto y del deporte que deseas practicar.

  Con esto te quiero decir que busques siempre una persona conocida que te pueda ayudar o acude a una tienda deportiva de tu confianza.

  Una vez en la tienda de deportes pide que te muestren el calzado que necesitas para tu deporte y pruébalo.
  Cálzate las zapatillas y camina unos minutos doblando las zapatillas, estás en tu derecho, así que  no que te apremien, ni tengas prisas.

  Con las zapatillas quitadas, introduce tu mano en ella y comprueba que toda la superficie interior carece de ninguna costura, reborde o cualquier otra irregularidad que te pueda hacer daño.

  Seguidamente dobla la puntera, primero con ella quitada y después con la zapatilla calzada y comprueba que la forma de doblarse y recuperar su estado inicial es el correcto.

  Una vez que has comprobado que todo está correcto y que la zapatilla te va como anillo al dedo, es un decir, haz una cuidadosa inspección óptica del producto con el fin de descubrir alguna imperfección que pudiera tener, cosa muy difícil en una tienda especializada.

  La finalización de la operación es lo más sencillo, solo has de pagar.

  A la tienda te aconsejo ir con una idea aproximada de lo que necesitas y cuánto te quieres gastar.

  Lo demás ya corre de tu cuenta.

  ¡Salud y Suerte!
 




 

martes, 2 de julio de 2013

Última sesión de RPG - Cosecha y Conserva los beneficios


Hace tiempo que vengo dándome cuenta del cambio producido en mis queridas cifosis y lordosis, y la nueva forma adoptada por mi columna vertebral. Una curvatura más cercana a su diseño original, diseño que adoptado por los asientos de los vehículos, y que facilitan el perfecto encaje de la espalda en el respaldo, al tiempo que se posibilita el descanso de la cabeza en el reposacabezas. Curvatura que por otro lado había desaparecido a causa del tándem  accidente-operación-accidente-operación. Mi espalda más se parecía a una mesa de mármol por el perfecto plano recto que formaba. 

El miércoles pasado, día 26 de junio, realicé mi última sesión de RPG. Cinco (5) meses en los que mi percepción corporal ha sufrido un cambio realmente asombroso, y no solo por el componente visual o la estética, que también, sino por la CASI total desaparición, y remarco el casi, de aquellas continuas contracturas que me dificultaban la realización de cualquier labor por más leve que ésta fuera, incluso el estar sentado. De hecho aun hoy en día, exceptuando las largas horas que paso delante del ordenador, interrumpidas continuamente para cambiar de posición cuando no para dar un paseo, es extraño verme sentado en ningún lugar.

Era la sesión nº 20, y aunque 10 sesiones suelen ser suficientes para reeducar a cualquiera, posturalmente se sobreentiende ya que moralmente es imposible -que se lo pregunten a un corrupto, cualquiera que sea su faceta laboral o espiritual-, en mi caso se comprende que, teniendo en cuenta que mi estructura oseo-muscular y hasta mi higiene postural tras 5 lustrosesta duplicación sea lógica pues venía sufriendo muchas contracturas continuadas, inductoras a su vez de numerosos vicios funcionales y posturales, valga la redundancia, desde que sufrí aquellos dos traumatismos cráneo-encefálicos en los años 1988 y 2000.

En estos 25 últimos años, si bien no he dejado de realizar ninguna actividad, tuve que convivir con el dolor; al sentarme, conduciendo, haciendo deporte, al incorporar mi cuerpo después de descansar o realizar cualquiera de los miles de movimientos repetitivos y sencillos que cada día acomete nuestro cuerpo.

Pues bien, después de estos 25 años, que se dice pronto, puedo asegurar que mi dolor de espalda continúa.

Mi cuerpo y concretamente mi espalda, que es la fuente de todos mis tormentos, se ha sometido a las diferentes técnicas de rehabilitación. Ya experimentó las sesiones de fisioterapia. Ya probó la manipulación de los más avezados masajistas con sus fabulosas técnicas.

Las cremalleras de mis cicatrices, una de arriba a abajo en mi espalda y la  segunda intercostal, en plan Jesucristo crucificado y lanceado, ambas propias de sendas operaciones de columna, la segunda de ellas para retirada de la fijación vertebral, sintieron el frio de los más aromáticos óleos en su cicatriz y gozó con varias clases de masajes que recibió.

Y el dolor continúa...

A finales de enero de 2013, después de realizar Pilates durante 6 meses, práctica deportiva excelente para “ponerte cachas” pero que en mi caso agravó aun más si cabe mis contracturas, tras visitar a un traumatólogo para consultarle por mis dolores, me hizo una recomendación además de recetarme un medicamento. Acudir a unas sesiones de RPG.

Dicho y hecho.

El RPG no es ninguna panacea, por supuesto, nada lo es, los milagros no existen en el mundo real, pero ha sido su práctica, la del RPG, lo que al menos logró liberar mis articulaciones y eliminó mis contracturas, ah, y también despegó los músculos de la epidermis donde se encuentran las cicatrices, consiguiendo un gran alivio en el dolor cada vez que hacía algún movimiento con mi brazo izquierdo.

Y de ahora en adelante apenas tendréis una ocupación diaria y hasta que ya vuestra existencia os separe, definitivamente, del dolor y de la conciencia de tener espalda:

Deberéis preocuparos por mantener siempre la espalda recta, intentando y forzando vuestra columna para parecer más altos, aunque en realidad solo sea la manera de hacer perdurar los beneficios que te ha traído el RPG.

Espalda recta, cabeza erguida y hombros hacia atrás. Justo esos movimientos que pareían inexistentes para ti y que tras el RPG has redescubierto.

Pero para ser totalmente sincero os voy a decir más.
Nada de engañaros o daros falsas esperanzas como si fuese un vulgar estafador o un prometedor de paraísos inexistentes e imposibles.

Lo nuestro es lo que tiene, además de incurable no es restaurable ni siquiera venden columas vertebrales originales y de quita y pon, bueno, hoy en día hacen prótesis que son una maravilla, casi perfectas imitaciones.

Y además lo sé de buena tinta, 25 años de prueba del algodón dan fe de ello, y como no sería ético deciros otra cosa, ni que os camelen con falsas esperanzas, quiero que sepáis que este dolor que yo siento y a buen seguro soportaréis vosotros en mayor o menor grado, sólo desaparecerá con cada uno de nosotros.

Podéis revolver Roma con Santiago, dar la vuelta al mundo buscando recetas mágicas, seguir los pasos de cualquier iluminado, podéis hacer aquello que creáis conveniente, pero lo único cierto es que lo mejor que os puede pasar es poder decir, “Virgencita, que me quede como estoy”. Amén.

Un consejo para los allegados:

Pero lo que es verdaderamente importante para poder lograr esta gran recuperación en la movilidad, en lo que a lesiones físicas o mentales se refiere y que llega a sorprender a propios y extraños, es el apoyo de su propio círculo familiar, entre los que incluyo a todas esas amistades que de una forma u otra tienen o tuvieron una relevancia importante en las diferentes etapas de su vida. ¡Porque lo que no te mata te hace más fuerte!

Por que contra lo que se pueda creer, la superprotección exagerada, que se mantiene sobre el afectado por estas patologías, a lo único que puede conducir es a la atrofia muscular y mental, a la acomodación y, en la última etapa, a la aceptación de unas secuelas incapacitantes que, de otra forma, si no en su totalidad, se hubiesen podido resolver en gran parte, hasta permitir una vida perfectamente normal.

Pedir prudencia es proteger la vida, sobreproteger es incapacitar para la vida.



Salud y Suerte!

miércoles, 15 de mayo de 2013

RPG: Una sesión de Reeducación postural Global


    Estimados amigos míos:

    En el siguiente vídeo os presento una sesión de RPG (Reeducación Postural Global) con algunos de los ejercicios más comunes de los que consta. Por cierto, yo soy el paciente.

     Una técnica relativamente nueva de rehabilitación  mediante la cuál se obtienen resultados sorprendentes.

    Y es que la rutina diaria y las malas posturas que ésta nos obliga a adoptar, llevan al cuerpo a un estado de contractura permanente que es el origen de muchas dolencias, y no solo musculares.

    El RPG reeduca músculos, tendones y huesos para que retomen su postura original, la correcta. Con ello desparecen casi sin darse uno cuenta, paulatinamente y mientras el cerebro pierde su memoria postural, los  dolores musculares, las  contracturas crónicas, etc., regalándonos una nueva vida sin dolor.

    Y es que el sin cerebro, nuestro cuerpo no es nada.

    Y es que hasta que llegué a Brasil no tuve conocimiento de la existencia del RPG y yo asistía a gimnasios para dar clases de pilates (óptimo para definir el cuerpo), natación (magnífico para tonificar la espalda y, sin contacto, ejercitar todos los músculos) y hasta había practicado footing (estupendo si tienes bien la espalda) o hacía grandes caminadas entre la naturaleza (también excelente si no sufres de la espalda).

    Cuando vivía en España, hasta el año 2010, además de caminar por el monte y hacer largas excursiones, disfrutaba mucho practicando el ciclismo de montaña que, además de haberme dado la oportunidad de realizar 6 caminos de Santiago desde Roncesvalles, el último inconcluso por tener que retirarme en Tardajos,  a dónde me fue a recoger mi buen amigo Angelito, Q.P.D., también incrementó mi espléndida lista de secuelas pos-traumáticas por un accidente de tráfico en el año 1988, con una fractura de la columna en la vértebra D-9 por una caída practicando ciclismo en mountain-bike.

    Pues como os decía, al saber del RPG decidí probarlo, no perdía nada, y tras la primera sesión, como
ya conté en otra entrada, quedé maravillado con los resultados.

    Así que  Por experiencia! yo os lo recomiendo, claro que consultad si os conviene practicarlo en vuestro caso.

    Salud y Suerte!

 

miércoles, 24 de abril de 2013

MasterChef, impresionante, simplemente.

     Hola gente, aquí estoy de nuevo, y esta vez para rectificar, que aunque reconozco que no es una cosa que me agrade, quizás pecando de orgulloso!, una primera impresión sobre un programa de cocina televisada.

     Para ser honesto diré que, acogiéndome al dicho popular que nos alecciona explicando que rectificar es de sabios, yo me confieso arrepentido por mi anterior y casi homónima entrada, que ponía en duda las bondades televisivas del programa.

     Así yo me confieso y reconozco que el MasterChef de ayer día 23/04/2013, en ciertos momentos llegó a emocionarme, sí, aunque no por los futuristas platos de diseño que nos anuncian, espero que yo no lo vea, un futuro mundo anoréxico y de pasarela Cibeles, al cuál llamamos primer mundo, en contraposición al 2º mundo, supongo países en desarrollo, y al tercer mundo, que de hecho y desde hace ni se el tiempo, están llevando esta dieta de diseño en plan light.

    Y la emoción en forma de lágrimas de cocodrilo, la verdad, no sé si era producida por la pena que producía ver a la Santiaga en su cantada eliminación por confundir, manda huevos que dijo aquél, un pichón con una codorniz,  las gracietas del simpático soldador que, ojo al Cerezo, debe ser un cocinillas extraordinario o las lamentaciones de no se muy bien quien de las concursantes.
    
     Aunque lo que yo creo, lo digo sinceramente, es que las lagrimas brotaron por empatizar demasiado con Isabel la Católica. Qué papelón!

Lo único que me repele de este programa es la sobre interpretación de los jurados, y no digo uno en particular porque ninguno destaca por encima de otro, ya que todos se igualan en la sublime exageración.


     Salud y Suerte!     

      


jueves, 18 de abril de 2013

Brasil es ser, no tener!

     Como todo el mundo conoce, Brasil es un país de enormes contrastes en todos los sentidos, pero que se hace más patente en las mezclas entre unas culturas con otras y la variada mistura racial.
     
     Ya desde su formación como nuevo país, haya por el siglo XVI, el subcontinente Brasileño, quizá más que cualquier otro territorio americano, recibió y se vio ocupado por gentes de diferentes países y distintas razas, teniendo gran importancia en esta misigenación (mezcla de razas), el tráfico de esclavos procedentes del continente africano con el fin de alimentar la necesidad de mano de obra. Esta necesidad, obvia para los nuevos terratenientes dueños de enormes latifundios y que necesitaban mano de obra en sus cultivos, los propietarios de ganaderías con millares de cabezas de ganado y los inversores en el incipiente tejido industrial, también creció por las necesidades sociales, criados, trabajadores de la tierra, etc., de los nuevos colonizadores en este recién nacido país.
 
     Salud y Suerte!    

jueves, 11 de abril de 2013

MasterChef, impresionante?

     Estreno de lujo para un programa que, por lo observado, pretende y quiere , y a fe mía que lo consigue, ser el reality-show de los numerosos primos arguiñano's, arzak's, etc. Podríamos decir que la prueba ha sido superada con buena nota aunque,si queremos sacarle un defecto, haya pecado de predecible, tanto en los votos de los jurados como en la reacción de los aspirantes a participantes de la prueba que da nombre al programa.
     Por lo demás puedo decir que, aunque no haya visto el final del primer programa por la falta de afección a esta nueva serie, he de reconocer que el guionista y los responsables de los diálogos y los gestos de los actores han conseguido que siga con cierto interés un programa que nada me interesaría si no fuese por la tabarra que ha estado bombardeándonos, una hora sí y a la siguiente también, los últimos meses desde ni se cuando. Así que lo dejado caer entre líneas: que quién no haya visto el programa nada se ha perdido, pero nada de nada, y quién lo haya visto pues habrá tenido suficiente para no volverse un MasterChefista.
     En resumen, tengo que decir que demasiado pan para tan poca salsa, o, dicho de otra forma, demasiado ruido para tan pocas nueces.
     Simplón y aburrido.
     Y seguro que os preguntaréis que tiene que ver el tema del blog: Discapacidad/Deficiencia. Y tú, de qué pie cojeas?  con Masterchef? Pues os lo voy a explicar.
     Resulta que esta tarde mientras esperaba que llegase mi esposa del trabajo yo estaba preparando una sorpresa en forma de tortilla de patatas que aquí en Brasil tiene su encanto. Ya tenía las patatas peladas, cortadas en cuadritos y en la sarten friéndose cuando en un movimiento brusco para quitarme un bicho del brazo, mi falta de coordinación ha llevado todo el proyecto de tortilla al suelo.     Asi que ya sabéis lo que tiene que ver la entrada. Ni sorpresa ni nada. Otro día será.

     Un saludo

     Salud y Suerte!